Libros, espacios televisivos culturales o políticos, propuestas gastronómicas -entre otras opciones- proponen una “mirada europea” para caracterizar sus perfiles.

Mirada europea, un concepto muy connotativo, ya que la literalidad de la definición no es unívoca; depende de factores que le otorgan matices diversos. La franja etaria, por ejemplo, puede resultar condicionante: un joven y un anciano tendrán vivencias, inquietudes y recuerdos muy diferentes atinentes a lo europeo.
La presente opinión se enmarca en la realidad de un hablante hispanoamericano, para el cual lo europeo implica vanguardias culturales, esfuerzos por la unidad, búsquedas sostenibles, pero también violencias inusitadas-algunas de ellas sobre el propio territorio americano-.
Ese hablante se vincula y familiariza con una propuesta a tal punto que decide hacerla parte de su cotidianidad: el challenge.
Claro que no cualquier challenge. El elegido -o, mejor, el que acercó Dios para él- es uno cristiano-católico: el de la Diócesis La Rioja.
Cada una de esas peregrinaciones virtuales tiene su objetivo y personajes específicos, pero todas se caracterizan por una mirada europea” particular, a saber:

  • movimiento, traslado, marca constitutiva: de pueblo en pueblo, de país en país los itinerarios proponen la novedad, el cambio de mirada, la apertura mental que supone salir de los propios límites geográficos y vitales,
  • multiculturalidad que insta a conocer y a compartir a través de peregrinos de latitudes diversas que conversan, se cuidan y se dan ánimo en los espacios virtuales habilitados
  • cohesión y coherencia de la mirada cristiana, mantenida y abonada por la Iglesia y su magisterio a través de los siglos, a pesar de la instantaneidad y el relativismo predominantes
  • certeza antigua y siempre nueva de la voz de Dios creándonos hijos suyos con ritos, lenguajes, costumbres diversas, pero hermanos en la fe y la búsqueda

La mirada europea mediada por Challenge La Rioja refuerza, completa, contribuye al afianzamiento de una identidad global basada en la espiritualidad y en el hecho religioso; mirada diseñada para que nutra a los cibernautas en los cinco continentes, más allá de las diferencias. Mirada – puente que hermana y así, entonces, equilibra la balanza.

María Alejandra Nogueira Sánchez